CUIDA TU SALUD

Ponemos a su disposición información de interés que le ayudará a saber más acerca de enfermedades y acciones relacionadas a cuidar su salud y la de su familia.

¿Cuál es el piercing más peligroso?

¿Cuál es el piercing más peligroso?

Los piercings (denominación en inglés), o perforación, se caracterizan por dar “personalidad y estilo”, de acuerdo con la moda; sin embargo, ¿cuál es el piercing que cicatriza más rápido? ¿cuáles son los tipos de perforaciones? Hay mil preguntas asociadas a este tema, pero continúa leyendo y, si deseas una, toma una decisión acertada y, sobre todo, con conocimiento.

Aunque este es un tema con historia milenaria, en la actualidad se hacen cientos de combinaciones diferentes. La oreja no es la única parte que el ser humano se puede perforar, esto hace un universo de posibilidades y novedades. ¡Te van a sorprender!

En México, se conoce que la frecuencia de personas con tatuajes o perforaciones es de 9.6 % y 17.2 %, en ese orden.

Según un reciente comunicado del Instituto Mexicano del Seguro Social: cinco de cada 10 jóvenes que se realizan perforaciones en alguna parte del cuerpo presentan como consecuencia una infección por bacterias en el área.

¿cuál es el piercing que cicatriza más rápido?

¿Qué es una perforación o piercing?

Consiste en perforar e introducir objetos de materiales diversos: oro, plata, níquel, acero, titanio o cualquier otro elemento sólido en distintas partes del cuerpo, por ejemplo, nariz, labios, lengua, oreja, ombligo y genitales. Todo, con la finalidad de adornar y cambiar el aspecto corporal de quien lo porta. Existen piercings gruesos, de entre 1 mm, 1.2 mm y 1.3 mm, así como más delgados, de 0.6 mm, 0.7 mm y 0.8 mm.

¿Cuál es el piercing más peligroso?

“De la moda no todo te acomoda”, pero este dicho no es la excepción con las perforaciones puesto que presentan complicaciones hasta en el 10 % de los casos. Las más frecuentes son las infecciones (bacterianas o transmisión de enfermedades virales como la hepatitis B o C, e incluso el VIH), alergias (sensibilización al níquel), cicatrices (queloides o hipertróficas), inflamación y hemorragias.

De acuerdo con un estudio realizado en un hospital de dermatología en Coruña, España, los piercings que más complicaciones generan son:

  • Lengua y labios (boca). Causan lesiones bucodentales, acompañadas de infección, inflamación, dolor, dificultades para hablar y masticar, alteración del gusto, sangrado, aumento de la salivación, edema de la lengua (glositis) y reacciones alérgicas al material
  • Genitales (por tratarse de mucosas). Pueden causar obstrucción de la uretra e infecciones que derivan en infertilidad. Favorecen la transmisión de infecciones y enfermedades como hepatitis, sífilis y VIH, entre otras
Perforaciones en las orejas

Reacciones en general:

  • Sangrado o hematomas (moretones) en la zona de colocación del piercing
  • Infecciones agudas bacterianas*, en general, por mal aseo e instrumental no esterilizado *Notarás inflamación, la zona se ve roja, dolor y puede secretar pus
  • Condritis, es la inflamación dolorosa del cartílago de la oreja o nariz
  • Pérdida de pelo en la zona de aplicación de un piercing (ceja)
  • El movimiento de los músculos se atrofia, es decir pierde su función
  • Desgarros
  • Orificio residual: es importante mencionar que, una vez colocado el piercing, el orificio ya no vuelve a cerrar, debido a que se genera un espacio o cavidad de varios milímetros

¿Cuál es el piercing que duele más?

  • Septum: se localiza en medio de las fosas nasales, al final del cartílago. Esto es porque esta zona tiene cientos de terminaciones nerviosas
  • Genitales masculinos: consiste en la introducción de una argolla metálica en la parte inferior del glande. ¡Zona altamente sensible!
  • Lengua: aquí también las redes nerviosas y sus terminaciones elevan la sensibilidad

Cuando te realices la perforación, revisa que todo el material esté bien esterilizado y, además:

  • Pide una pieza hipoalergénica
  • Higiene
  • Límpialo a fondo
  • Sécalo bien
  • No juegues con él, ni lo retires
  • Prohibido usar alcohol
  • Evita el roce
  • Aléjate de las albercas

Ojo: las perforaciones en el lóbulo nasal suelen causar problemas infecciosos. En el 20 % de los casos se ha tenido que retirar, según datos de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Para informarte más sobre las perforaciones, sus riesgos y complicaciones, acude con un médico de Fundación Best.

Compartir esta nota:  

CUIDA TU SALUD