CUIDA TU SALUD

Ponemos a su disposición información de interés que le ayudará a saber más acerca de enfermedades y acciones relacionadas a cuidar su salud y la de su familia.

Viruela símica ya está en México

Viruela símica ya está en México

En estos últimos meses se ha escuchado hablar de los brotes de viruela símica o del mono en todo el mundo, una enfermedad causada por un virus, parecido a la viruela humana. De acuerdo con la información de la Secretaría de Salud, al 19 de septiembre de 2022, hay 1,367 casos confirmados en nuestro país.

Síntomas de viruela símica

¿Cómo se contagia la viruela símica?

Aunque no está clara cuál es la forma de contagio, se tienen identificados algunos mecanismos de transmisión mediante el contacto:

  • Animal o humano infectado
  • Material u objeto contaminado con el virus (ropa de cama o personal, cubiertos para comer, etc.)
  • De persona a persona, cuando se empieza a tener manifestación de la enfermedad en la piel (vesículas) e incluso antes, al iniciarse otros síntomas menos específicos
  • Fluidos corporales de una persona enferma, o por las gotitas respiratorias durante el contacto cara a cara, cercano y por largo tiempo
  • Vía sexual (aún en investigación)
  • Algunos menos frecuentes: transmisión vertical, es decir, de la madre al bebé

La viruela símica puede tener una amplia gama de manifestaciones clínicas o síntomas:

  • Iniciales:
    • Fiebre
    • Dolor de cabeza
    • Escalofríos
    • Debilidad o fatiga general
    • Ganglios inflamados (una de las principales diferencias con la viruela o varicela)
    • Dolor muscular
    • Lumbalgia (molestia en la espalda baja)
  • Después de 3 días del inicio de los mencionados aparecen:
    • Algunas a cientos de lesiones en la piel, mucosas (lengua y boca) e incluso en ojos, tales como:
      • Máculas: lesiones planas; se inician en la cara, de ahí se extiende a brazos y piernas (palmas y plantas)
      • Pápulas: lesiones elevadas; su duración es de 1 a 2 días
      • Vesículas: son lesiones llenas de líquido claro; aparecen dentro de los días 4. ° y 5.° después de los primeros síntomas
      • Pústulas: llenas de líquido opaco, muy elevadas, redondas y firmes; su duración aproximada es de 5 a 7 días
      • Costras: permanecerán durante 7 días antes de desprenderse

La duración de las lesiones varía entre personas, en particular, en pacientes con algún tipo de enfermedad que comprometa al sistema inmune (p. ej. VIH). Estas generan intensa comezón; llevan al paciente a rascarse y dañarse la piel (escoriaciones que son como rasguños, irritación, etc.), generan desequilibrio en la flora bacteriana y, como consecuencia, puede causar una infección secundaria.

Viruela símica, prevención

La mayoría de los casos de viruela símica son de presentación leve a moderada. Por lo general, la viruela símica es una enfermedad autolimitada que dura de 2 a 4 semanas con una recuperación completa; en algunas personas, las secuelas se presentan como cicatrices desfigurantes en la piel y generan un impacto en la salud mental de aquellos que las padecen por considerarlas poco estéticas.

Existen algunas enfermedades semejantes a la viruela símica tanto en los síntomas como en las lesiones, y eso hace hacer difícil distinguirlas, entre ellas: varicela, herpes zóster, sarampión, enfermedad mano-pie-boca, molusco contagioso, fiebre chikungunya, infección por virus zika, dengue, escabiasis (sarna) y otros como la urticaria alérgica.

Es importante acudir al médico ante cualquier síntoma relacionado con la viruela del mono, él realizará una historia clínica, una exploración física completa y solicitará estudios de laboratorio que le ayudarán a confirmar o descartar el diagnóstico.

Referente al tratamiento para la viruela símica, no existe un antiviral específico que combata al virus, solamente se da manejo para disminuir las molestias generadas por el padecimiento. Actualmente se está probando en algunos países la aplicación de una vacuna contra la viruela símica en personas en situación de riesgo.

Algunas medidas preventivas para la enfermedad son:

  • Evitar contacto físico directo con personas infectadas o con sospecha de viruela del mono, así como de objetos personales contaminados
  • Lavado de manos con agua y jabón o en su defecto con gel antibacterial
  • Uso de cubrebocas en espacios cerrados o mal ventilados
  • No compartir alimentos, bebidas, cubiertos o platos con otras personas
  • Uso correcto de cubrebocas tanto del enfermo como de las personas alrededor

¿Tienes sospecha de padecer esta enfermedad?, acude a consulta con los médicos de Fundación Best. Ingresa Aqui y localiza la unidad más cercana a tu domicilio. Consulta con calidad y calidez.

Compartir esta nota:  

CUIDA TU SALUD