CUIDA TU SALUD

Ponemos a su disposición información de interés que le ayudará a saber más acerca de enfermedades y acciones relacionadas a cuidar su salud y la de su familia.

Dismorfia corporal, ¿qué es?

Dismorfia corporal, ¿qué es?

La dismorfia corporal es un trastorno psiquiátrico crónico. Quienes la padecen muestran una preocupación excesiva sobre aspectos de su imagen corporal, y consideran que son desagradables o inaceptables para la sociedad.

Estas preocupaciones son repetitivas, consumen mucho tiempo en la vida de las personas y generan una gran angustia. Surgen conductas de camuflaje, con la intención de cubrir o eliminar tal defecto.

Además de una serie de comportamientos repetitivos en búsqueda de la perfección, se presentan altos niveles de ansiedad, desesperanza, ideas irracionales, además de una percepción distorsionada de su realidad corporal, y autodestrucción de la salud.

Este trastorno lleva a desarrollar hábitos negativos para su aparente bienestar y modificación corporal:
  • Mirarse de manera excesiva en el espejo
  • Someterse a dietas
  • Tratamientos dermatológicos
  • Operaciones estéticas

Los principales signos y síntomas incluyen una preocupación excesiva por algún defecto físico

Cualquier parte del cuerpo puede generar una gran preocupación estética. Las de mayor preocupación son la cara, cabello, piel y nariz.

Estudios revelan que 1.7-2.3 % de las personas de la población, en México, padecen trastorno dismórfico corporal; sin embargo, son pocas quienes buscan ayuda y reciben un diagnóstico y tratamientos adecuados. En muchas ocasiones se confunde la preocupación excesiva por su imagen corporal con un asunto de vanidad.
Los principales signos y síntomas incluyen una preocupación excesiva por algún defecto físico: ser gordos, tener una nariz grande, o estar a disgusto con el color de la piel. Los afectados aseguran que cualquiera de estos “defectos” generan rechazo social. Se comparan de manera constante con otros modelos de belleza admirados por la sociedad, y se involucran en comportamientos que pretenden corregir o esconder esos “defectos”. También presentan una fuerte tendencia a la perfección y a evitar situaciones de convivencia social. El trastorno se vincula con ideas suicidas.

Trastorno dismórfico corporal


Puede iniciarse desde la infancia; sin embargo, en la mayoría de los casos, se presenta más fuerte, ya con todos los signos y síntomas, entre los 15 y 20 años, y evoluciona hacia un estado crítico. Por lo general, se complica con otros diagnósticos, como la depresión y ansiedad. Se ha demostrado que lo padecen, de manera indistinta, hombres y mujeres. Asimismo, está relacionado con el trastorno obsesivo compulsivo.

Existen diferentes causas que generan el trastorno dismórfico corporal, e involucran factores genéticos, neuropsicológicos, diferencia de serotonina, rasgos de personalidad, experiencias de vida, como situaciones de violencia o trauma, estilos de crianza, aspectos culturales, como ideales de belleza y experiencias estresantes durante la adolescencia.


Tratamiento para el trastorno dismórfico corporal


El tratamiento es la terapia psicológica, con enfoque en esas ideas o creencias “irracionales” de la persona en cuestión. A veces se sugiere la visita al psiquiatra para la prescripción médica.

El tratamiento es la terapia psicológica, con enfoque en esas ideas o creencias “irracionales”
La terapia cognitivo conductual, para el trastorno dismórfico corporal, se enfoca en conocer pensamientos distorsionados, patrones de conducta y emociones, control de impulsos, hábitos saludables, autoestima, habilidades sociales y autocuidado. Es necesario generar un plan de tratamiento personalizado e integral en cada persona.

En muchas ocasiones la participación de la familia es importante, sobre todo para adolescentes con este trastorno. La medicación en el trastorno dismórfico corporal se enfoca en atender la ansiedad y control de impulsos; tiene que ser prescrita por un médico especializado en salud mental. Se ha demostrado que, con tratamiento multidisciplinario, las personas con este diagnóstico muestran una mejor calidad de vida.

En el Centro Nacional de Diagnóstico para las Enfermedades Emocionales puedes recibir más información. Contamos con psicólogos profesionales en salud mental. Llámanos al 800 911 66 66, opción 3, estamos las 24 horas. Sintonízanos también por SimiRadio de Facebook y en Simichat, todos los martes y jueves, a las 18:00.
Compartir esta nota:  

CUIDA TU SALUD