CUIDA TU SALUD

Ponemos a su disposición información de interés que le ayudará a saber más acerca de enfermedades y acciones relacionadas a cuidar su salud y la de su familia.

Hígado graso, ¿qué es?

Hígado graso, ¿qué es?

Se llama hígado graso o hígado graso no alcohólico a la enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHGNA). Podemos definirla como una acumulación excesiva de grasa en el hígado (triglicéridos).


México es uno de los países cuya población reúne varios factores de riesgo para presentar hígado graso. Casi 50 % de sus habitantes lo padecen; es necesario tomar acciones urgentes contra este problema de salud nacional.

Existen factores de alto riesgo para desarrollar hígado graso no alcohólico:

  • Obesidad (índice de masa corporal >30 kg/m2)
  • Diabetes mellitus

  • Dislipidemia (alteración en el colesterol y triglicéridos)
  • Grupo étnico (hispanos, japoneses)
  • Síndrome metabólico (alteraciones en los niveles de glucosa (azúcar), aumento de la grasa abdominal, descontrol de las grasas en sangre, presión arterial)
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Hipotiroidismo
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Trastornos del sistema endocrino
  • Cirugías (resección pancreático-duodenal)

Los pacientes afectados, en general, están entre los 40 y 50 años de vida, y se muestran asintomáticos, es decir, sin síntomas de hígado graso; solo en algunos casos se pueden presentar los siguientes:

  • Fatiga
  • Malestar general
  • Dolor abdominal en el cuadrante superior derecho
El médico deberá ser quien norme el tratamiento para el hígado graso

Para realizar el diagnóstico de hígado graso, el médico requerirá de lo siguiente:

  • Una imagen (ultrasonido o tomografía), o biopsia (pequeño parte del tejido del hígado) que evidencie la enfermedad
  • Excluir algunas de las causas: consumo excesivo de alcohol, enfermedades como la hepatitis C, ingesta de ciertos fármacos (antiarrítmicos, antineoplásicos, corticoesteroides, anticonvulsivantes), hígado graso en el embarazo
Eliminar el consumo de alcohol

Una vez que se hace el diagnóstico de hígado graso no alcohólico , el siguiente paso es determinar su gravedad y establecer el pronóstico.


Consecuencias de tener hígado graso:

  • Insuficiencia hepática
  • Sepsis (infección grave que puede ser mortal)
  • Hemorragia varicosa (sangrado de venas anormales en el aparato digestivo)

  • Hepatocarcinoma (cáncer en el hígado)
  • Enfermedad cardiovascular (corazón y vasos sanguíneos)
  • Muerte

El médico deberá ser quien norme el tratamiento para el hígado graso, ya sea con o sin el uso de medicamentos, o por medio de una combinación de estrategias.

A continuación, te decimos cómo evitar el hígado graso, con algunas modificaciones en el estilo de vida:

  • Bajar de peso; se requiere una reducción de al menos 3-5 % del peso corporal
  • Seguir una dieta para personas con hígado graso, supervisada por un nutriólogo
  • Realizar actividad física (ejercicio aeróbico o de resistencia), al menos 150 minutos a la semana
  • Eliminar el consumo de alcohol
  • Evita el consumo de té, remedios caseros o medicamentos de dudosa procedencia o preparación

Esta enfermedad conduce a varios problemas de salud. Por fortuna, puede revertirse si se controla en una etapa temprana. Con las medidas antes mencionadas evitarás su progresión a una etapa de gravedad o muerte. Recuerda hacer cambios a nuestros hábitos diariamente fortalecerá tu salud.

En Fundación Best contamos con médicos capacitados para diagnosticar, tratar y dar seguimiento a este y otros padecimientos. Visítanos, siempre hay un consultorio cerca de ti. Comunícate al 800-911- 66-66 para ubicar el más cercano.

Compartir esta nota:  

CUIDA TU SALUD