CUIDA TU SALUD

Ponemos a su disposición información de interés que le ayudará a saber más acerca de enfermedades y acciones relacionadas a cuidar su salud y la de su familia.

Envejecimiento saludable

Envejecimiento saludable

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el envejecimiento saludable “es el proceso de desarrollo y mantenimiento de la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez”. Significa ser capaces de hacer, durante el máximo tiempo posible, las cosas a las que damos valor y, si lo vemos así, ¿a quién no le gustaría mantenerse independiente en las actividades cotidianas, a pesar de los años?

Tener un envejecimiento saludable depende de muchas circunstancias, y podemos encontrar dos factores que influyen en la salud de las personas mayores:

  • Relacionados con el contexto: el ambiente físico, como el acceso a la vivienda, a los servicios de salud y a la educación, apoyo social y familiar, contar con un sistema de pensiones digno y acceso al transporte, entre otros
  • Con relación al individuo: la genética, enfermedades, hábitos de salud, regulación emocional, manejo del estrés, autoeficacia (conocimiento que cada persona tiene acerca de sus propias capacidades, la confianza para alcanzar una meta y enfrentar una situación), control y conducta de autocuidado

Si bien es cierto que varios de estos factores no están bajo nuestro control total, es indispensable concentrarnos en los que se puede influir de manera significativa y favorecer un envejecimiento saludable, donde uno sea el primer agente de cambio.

Para ello, estudios sugieren que las personas pueden incidir de manera positiva en su salud mediante el propósito y significado en sus vidas. El cómo una persona afronta los desafíos que se suscitan por un problema de salud, se ve influido por factores personales y experiencias pasadas.

A partir de lo anterior, en primera instancia quiero invitarte a que revises tu historia personal para reconstruir un propósito de vida en estos momentos:

  • ¿Cómo has solucionado tus conflictos a lo largo de la vida? (Resiliencia: capacidad de hacer frente a las adversidades)
  • ¿Cómo ha sido la relación con tus seres queridos?
  • ¿Qué hábitos de autocuidado has tenido?
  • ¿Cuáles han sido los momentos en que has sentido mayor motivación?
Autocuidado
En las recomendaciones de la OMS para un envejecimiento saludable, encontramos:  Actividad física de 150 a máximo 300 minutos a la semana

Si te concentras en los hechos de estas preguntas, y no en juzgar lo que has hecho bien o mal, te permitirá encontrar un nuevo significado a los eventos actuales de tu vida. Aunque no lo creas, esto puede facilitar el que te sientas motivado, con objetivos más claros y, en consecuencia, favorecer la resiliencia, fundamental en las personas adultas mayores para mantener la funcionalidad.

Por último, algunas estrategias generales que pueden influir en tu calidad de vida: no te satures con lo que debes hacer. Antes, pregúntate: ¿por qué quisieras implementarlas en tu día a día?. Más que un deber ser contigo mismo, un querer hacer desde la conciencia plena de autocuidado.


En las recomendaciones de la OMS para un envejecimiento saludable, encontramos lo siguiente:

  • Actividad física de 150 a máximo 300 minutos a la semana. Si haces 30 minutos diarios por cinco días, cumplirás con el mínimo necesario; enfócate en ejercicios que disfrutes y puedas hacer
  • Elige una alimentación equilibrada, pero siempre haz caso a tus señales de hambre y saciedad
  • Socializa y aprende cosas nuevas; te permitirá fortalecer redes de apoyo y favorecer a la estimulación cognitiva

Si tienes duda, o requieres de apoyo en esta reestructura, te invitamos a que nos llames al 800 911 66 66, opción 3, Centro Nacional de Diagnóstico para las Enfermedades Emocionales (CNDEE). Estamos las 24 horas.

Compartir esta nota:  

CUIDA TU SALUD