CUIDA TU SALUD

Ponemos a su disposición información de interés que le ayudará a saber más acerca de enfermedades y acciones relacionadas a cuidar su salud y la de su familia.

Retinopatía diabética

Retinopatía diabética

La diabetes es una enfermedad caracterizada por altos niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Se origina porque el páncreas, órgano abdominal, no produce suficiente insulina (hormona que nos ayuda a la regulación de la glucosa), o el cuerpo no es capaz de utilizarla de manera adecuada.

Una diabetes mal cuidada, o sin tratamiento médico conveniente, va a condicionar que, a lo largo del tiempo, se generen cierto grupo de enfermedades. Cuando se ven afectados los ojos, se le conoce como “retinopatía diabética”.

Antes de explicarte cómo afecta la diabetes a los ojos, te voy a platicar acerca de la retina. Es la capa más interna del ojo, encargada de transformar la luz recibida en una información que viaja mediante impulsos eléctricos por el sistema nervioso hasta llegar al cerebro. Ahí se encarga de convertirla en las imágenes que percibimos.

Retinopatía diabética

Es una enfermedad crónica, asociada a personas con diagnóstico de diabetes de larga evolución. Provoca una disminución de la vista de manera progresiva y es resultado del daño a los vasos sanguíneos de los ojos y dificulta la circulación ocular. Conlleva al engrosamiento de la retina e incluso hasta su desprendimiento.

Es la causa más frecuente de ceguera entre la población mundial en edad productiva (20-64 años): 43.6 % padece retinopatía diabética. En México, la cifra es de 31.5 %.

Factores de riesgo para retinopatía diabética:

  • Mal control de la diabetes
  • Estar enfermo de diabetes durante 5 años o más
  • Embarazo
  • Problemas de colesterol
  • Tener hipertensión arterial (presión elevada)
  • Obesidad
  • Enfermedad en los riñones
  • Pubertad (es un periodo de la adolescencia en que el cuerpo de los niños comienza a desarrollarse hacia la adultez)
Factores de riesgo para retinopatía diabética: Mal control de la diabetes

De manera general, puede clasificarse en leve, moderada, severa, de alto riesgo y temprana. Ello va a depender del número de vasos sanguíneos dilatados (afectados), la cantidad de hemorragias internas en el ojo y de la formación de nuevos vasos sanguíneos oculares.

Por desgracia, las personas con este padecimiento quizá no presenten ninguna molestia. Según progrese la enfermedad, pueden aparecer los siguientes síntomas de retinopatía diabética:

  • Percepción de ver manchas, puntos o telarañas que flotan; a esto se le conoce como “miodesopsias”
  • Visión borrosa
  • Zonas negras en la visión
  • Mala visión por la noche
  • Pérdida de la visión

Algunos factores que ayudarán a que tu médico de Fundación Best detecte si existe retinopatía diabética, son:

Síntomas de retinopatía diabética: Visión borrosa

  • Determinación de la agudeza visual
  • Evaluación del fondo de ojo (procedimiento para explorarlo con un aparato llamado “oftalmoscopio” a fin de valorar el estado general y la presencia de lesiones existentes
  • De ser necesario, se solicitarán estudios de imagen específicos

De acuerdo con los hallazgos obtenidos, se clasificará la enfermedad y se determinará el procedimiento. En caso de dar seguimiento a los hallazgos, es importante acudir al oftalmólogo, quien decidirá si se requiere tratamiento con láser, o bien, cirugía de retinopatía diabética.


Lo más importante es llevar a cabo un estricto control de la glucosa (azúcar). Puedes hacerlo en alguno de los consultorios de Fundación Best.

Compartir esta nota:  

CUIDA TU SALUD