CUIDA TU SALUD

Ponemos a su disposición información de interés que le ayudará a saber más acerca de enfermedades y acciones relacionadas a cuidar su salud y la de su familia.

¿Qué provoca el asma en niños? Conoce la respuesta

¿Qué provoca el asma en niños? Conoce la respuesta

El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias en la que participan diversas células y sustancias del organismo, y van a producir inflamación de las vías respiratorias. Puede conducir a un estado de hiperreactividad bronquial, es decir, una reacción exagerada de los pulmones ante estímulos externos. Ocasionará el cierre total o parcial reversible del flujo de aire que se respira. Suele provocar uno o más síntomas respiratorios, ser recurrente y de predominio nocturno.

Es la enfermedad crónica más frecuente de niños y adolescentes. Representa la primera causa de ausentismo escolar, impacta en la función de los pulmones, afecta la calidad de vida y es causa frecuente de consulta pediátrica.

Factores de riesgo del asma

El asma, por lo general, se inicia en la niñez; se han descrito factores predisponentes que incrementan el riesgo:


  • Genéticos
    • Sexo masculino
    • Parto prematuro
    • Bajo peso al nacer
    • Padres con antecedentes de asma
    • Madre fumadora durante el embarazo
  • Ambientales
    • Contaminación
    • Exposición a sustancias (moho, humo del tabaco, polvo, ácaros de polvo, pelo de mascotas)
    • Temporada de otoño e invierno (cambios de temperatura, humedad)
Madre fumadora durante el embarazo
  • Problemas psicológicos (asma por ansiedad)
  • Medicamentos
    • Corticoesteroides orales o inhalados (por altas dosis, uso frecuente, mala técnica de inhalación)

Una vez establecida la predisposición, existen factores desencadenantes que pueden incrementar los síntomas:

  • Infecciones respiratorias (sobre todo virales)
  • Nacimiento por cesárea
  • Contaminación ambiental
  • Emociones (asma por ansiedad)
  • Obesidad
  • Exposición al humo de tabaco

Los factores predisponentes y desencadenantes se combinan para provocar asma en niños (síntomas). Existen elementos protectores para evitar el incremento de los síntomas: la convivencia temprana con mascotas, lactancia materna, mantener la vivienda ventilada y limpia para reducir polvo, reducir la humedad, evitar exposición al humo del tabaco, etc.

Asma en niños (síntomas)

  • Sibilancias (sonidos silbantes); no siempre son audibles a distancia, pero pueden ser detectados por el médico durante la exploración
  • Tos que suele ser seca al inicio y después con flema, predomina por la noche y se incrementa con el ejercicio (asma y el deporte), o al exponerse a sustancias que causan alergia
  • Dificultad para respirar, se presenta de manera tardía y es un indicador de gravedad; puede acompañarse de sensación de presión en el pecho

¿Qué provoca el asma en niños?

Diversas sustancias en el organismo (mediadores de la inflamación) son las que van a causar que las vías respiratorias se inflamen y se obstruyan. Ello condiciona dificultad para liberar todo el aire que se respira, es decir, los pulmones quedan demasiado inflados, como un globo, y provocan en las personas problemas para respirar.

Diagnóstico

Para la detección de esta enfermedad, es necesario acudir al médico. Mediante preguntas y exploración física puede realizar un diagnóstico con base en los datos clínicos.


Niño utilizando dispositivos inhaladores

Para niños mayores de 6 años, solicitará algunos estudios a fin de identificar el proceso obstructivo. El más común es la espirometría (valora el flujo de “entrada” y “salida” del aire de los pulmones y su velocidad).

En niños menores de 5 años, el diagnóstico es más complejo porque a esta edad no es posible realizar una espirometría; además, los síntomas suelen confundirse con infecciones respiratorias (casi siempre, virales), y es posible que solo se presente tos. En estos casos, se diagnostica mediante prueba terapéutica: el médico mandará tratamiento y, si hay mejoría, se corrobora el diagnóstico.

Es importante que evites la automedicación porque algunos medicamentos pueden causar un cuadro de asma.

De acuerdo con los síntomas y clasificación, el médico es el único capaz de individualizar y prescribir el mejor tratamiento para el asma. Además de tratar otras condiciones que pueden agravar un cuadro asmático, como obesidad y rinitis alérgica, entre otras, también te enseñará a utilizar los dispositivos inhaladores de manera adecuada.

Asma y el deporte

Hay personas que pueden sufrir una crisis durante el ejercicio; no obstante, con un plan de ejercicio y tratamiento adecuados, puede evitarse.

Con entrenamiento y control en el tratamiento, una persona asmática puede realizar cualquier deporte sin limitaciones. Es importante señalar que siempre se debe estar preparado ante imprevistos, por lo que mantener el tratamiento de rescate (inhalador) a la mano, es indispensable.

En caso de una crisis asmática, es importante acudir de inmediato a consulta médica, para evitar la hospitalización o incluso la muerte del niño.

El asma es una enfermedad crónica, no se cura, solo se controla, requiere evaluación y seguimiento médico continuo. Las personas con asma deben ir a consulta cada 3 o 6 meses. Acude al consultorio de Fundación Best más cercano. ¡Te esperamos!

Compartir esta nota:  

CUIDA TU SALUD